A dos días del cierre de presentación de alianzas, JxC no logra resolver sus internas

Mientras esta tarde el senador Martín Lousteau presenta al economista Martín Tetaz para acompañar a la exgobernadora María Eugenia Vidal en la Ciudad de Buenos Aires, en la provincia dirigentes como los intendentes Jorge Macri y Gustavo Posse no terminan de aceptar la llegada de Diego Santilli al distrito.

Los principales dirigentes de Juntos por el Cambio mantienen por estas horas febriles reuniones contrarreloj procurando resolver las internas en esa coalición, en la que esta semana sobresale la figura del radical Facundo Manes reuniendo los heridos de los movimientos electorales del Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la presentación que este lunes hará el economista Martín Tetaz para confirmar que acompañará a María Eugenia Vidal en la Ciudad de Buenos Aires.

A través de la postulación de Tetaz, el senador Martín Lousteau se acerca a la candidata porteña, y a las 15.30 en un encuentro con la prensa el propio Lousteau, junto a Tetaz y la presidenta de la UCR porteña, Mariela Coletta, explicarán a la prensa el aporte que el radicalismo local “hace a Juntos por el Cambio para lograr la mejor lista de candidatos en estas elecciones”.

La cita es a las 15.30 en el Parador Antares de Plaza Houssay, Córdoba entre Uriburu y Junín.

Justamente, Lousteau había acompañado a Vidal en el lanzamiento de su candidatura el último sábado en un local de Palermo, donde la exgobernadora bonaerense afirmó que no competirá por ese distrito para que “otros crezcan” y le agradeció a la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, bajarse de la interna para dejarla encabezar la lista.

“Gracias Patricia por elegir la unidad, no son gestos comunes, lo valoro y lo voy a valorar siempre”, dijo la exmandataria.

A pesar de las fotos juntos, el sector duro del PRO, liderado por Bullrich y el expresidente Mauricio Macri, quedó herido por la ofensiva del Jefe de Gobierno, y reclama a viva voz más lugares para sus candidatos en la lista de unidad.

Macri se encuentra en Europa en estos días y, actualmente, tras dejar Madrid el fin de semana, luego de presentar su libro, viajó a Suiza para cumplir con su agenda como titular de la Fundación FIFA.

En este contexto, las cuentas de Bullrich en las redes sociales arden de apoyos que aseguran que no votarán a “los tibios” del PRO y el liberal Ricardo López Murphy (que competiría en la interna contra Vidal) se ilusiona pensando que convertirá esos enojos en votos propios.

En tanto, en la Ciudad que se selló la paz a regañadientes, dirigentes peronistas hasta ahora aliados al PRO, como Joaquín de la Torre, Miguel Pichetto y Emilio Monzó, se quejan por la decisión de Rodríguez Larreta de imponer en suelo bonaerense al también peronista Diego Santilli como su candidato, y se acercan a Manes.

Después de cuatro reuniones con el propio Jefe de Gobierno en las últimas dos semanas, el intendente de Vicente López, Jorge Macri, tampoco acepta aún la llegada de Santilli.

Agrupado con los intendentes de PRO y hace meses reclamando un “candidato bonaerense” para la provincia, Jorge Macri analiza si sellar un acuerdo con Rodríguez Larreta o romper con su propio partido (él preside el PRO bonaerense) y acercarse al radical, que ya cosechó apoyos del GEN de Margarita Stolbizer.

Menos orgánico, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, asegura que volverá a competir contra el oficialismo partidario (que apoya a Manes) aunque esta vez ya no cuenta con el aval de Lousteau, quien lo apoyó para disputar la conducción de la UCR bonaerense, donde fueron derrotados en marzo último.

Todo esto mientras el tiempo apremia: este miércoles se cierra la presentación de alianzas electorales en la Justicia, y será necesario saber cómo se agruparán las fuerzas al interior de Juntos por el Cambio, mientras antes del 24 habrá que tener armadas todos las listas nombre por nombre también para su presentación en la Justicia Electoral.

Cable de Télam