Femicidio: Silvia había sido “aniquilada” por la cultura machista” “Testimonios”

Testimonios a pocas horas del femicidio del country Martindale, donde el empresario de las gaseosas Jorge Neuss mató a su esposa, Silva. Algunas de sus amigas salieron hablar preservando las formas y el anonimato.

Aseguran que el femicida le pegaba, la maltrataba en público y le hacía desprecios continuos, así era la vida en síntesis de una mujer que nunca se animó a separarse de su marido.

“Ella era sufrida. No me dijo que se quería divorciar, pero últimamente no estaba bien. Ella lo justificaba a él, por eso que se llama síndrome de Estocolmo. Era presa de los convencionalismos sociales”, comentó una amiga en off.

Una vecina de Martindale reveló a este medio que Neuss trataba mal públicamente a Sravia. “La menospreciaba frente a todos, incluso le gritaba en el club. Pero nadie habla. Las mucamas de al lado, que son amigas de las mucamas de Silvia, contaron que Neuss varias veces la agarró por el cuello y tuvieron que llamar al hijo”.

Gabriela Rangel, directora del Museo de Arte Latinoamericano Buenos Aires (MALBA) advirtió que Silvia había sido “aniquilada” por la cultura machista y señaló que se la estaba describiendo “como una tipología más que una persona: la mujer elegante y pasiva de clase alta asesinada por su marido en un country”.

Durante la inhumación en el cementerio de la Recoleta, por otra parte, se mostró una foto de la pareja sonriente y junta. Nada había pasado: para los organizadores del ritual, lo fundamental era mantener las formas. Y pusieron a los dos cuerpos juntos en la bóveda familiar, “para toda la eternidad”. Como una versión distorsionada de Romeo y Julieta.

Mantener las formas, el status ante todo.. que dirá la sociedad? un femicidio macabro que marca la hipocresía de las sociedades acomodadas “Bien”