Lo llevan a la playa después de estar 60 días sedado por Covid-19

Francisco pasó 52 días en la unidad de Cuidados Intensivos del hospital debido al coronavirus, pero hoy sus médicos le permitieron pasar casi diez minutos a la orilla del mar como parte de su terapia de recuperación.


Después de casi dos meses de estar sedado y conectado a vías intravenosas en la unidad de cuidados intensivos de un hospital, Francisco España se tomó un momento para llenar sus pulmones enfermos de aire fresco en una playa de Barcelona.

Acostado en una cama de hospital en el paseo marítimo y rodeado por su equipo médico que monitoreaba constantemente sus signos vitales, Francisco cerró brevemente los ojos y absorbió la mayor cantidad de luz solar posible.

El equipo quiere llevar esta evidencia anecdótica más allá y ver si tales viajes al aire libre pueden ayudar en la recuperación a mediano y largo plazo de los pacientes con COVID-19.

Para España, que trabaja en un mercado local y tiene pasión por la música, sus recuerdos de 52 días en cuidados intensivos están “nublados”. “Dicen que he superado algo realmente grande. Estoy empezando a darme cuenta de que debería ser muy feliz”, dijo el hombre conocido por sus amigos como “Paco” mientras los corredores y transeúntes se sintieron atraídos por la vista de una cama de hospital. bajo las palmeras del bulevar junto al Mediterráneo.

AP