Con extrema preocupación y profunda tristeza vemos como muchos comerciantes de la localidad están perdiendo sus negocios ante la imposibilidad de cubrir los gastos que significan mantenerlos sin poder generar un mínimo de ingresos, ya se ven locales otrora ocupados y hoy vacíos, y esto se acentúa cuando, luego de trabajar desde las distintas Cámaras en la presentación de protocolos, solicitar al municipio y generar propuestas, no recibimos más que respuestas negativas desde el mismo.

No entendemos y nos gustaría saber, al comercio en general y seguramente a cada habitante del distrito, porqué otros municipios pueden realizar aperturas programadas con los mismos protocolos que hemos presentado ante cada requerimiento, porque algunas grandes tiendas o supermercados hoy habilitados como de venta de artículos de primera necesidad pueden vender otros artículos que no lo son.

Nos gustaría entender porque el municipio sigue cobrando la tasa de seguridad e higiene y el fondo educativo docente cuando quienes debemos abonarlo no somos usuarios de los mismos por la decisión de los mismos que generan dicha tasa.

Quisiéramos entender porque si cada día se presentan avances en cuanto a la adecuación de los sistemas de salud del partido para hacer frente a esta pandemia, no se refleja en la posibilidad de permitir trabajar con todos los protocolos ya presentados, a quienes nunca fueron ni siquiera beneficiados por alguna disposición económica del gobierno nacional o quienes solo pudieron cubrir con ello parte de sus gastos.

Queremos seguir trabajando en conjunto con las otras cámaras representando a cada uno de nuestros socios, como lo estamos haciendo hasta el momento, en la posibilidad de un comercio abierto con la seguridad higiénica necesaria, pero no obtenemos respuesta de ningún tipo, no sabemos si los protocolos enviados están mal confeccionados, no sabemos si nos falta presentar algo más, no sabemos… pero no sabemos porque no hay respuesta oficial del porqué y la necesitamos.

Seguimos buscando formas, protocolos, adecuaciones y todo aquello que permita una nueva normalización de actividades comerciales e industriales que están en camino de desaparición o ya lo han hecho, sumándonos a los colegios de abogados, contadores y martilleros públicos entre otros, pero necesitamos saber si existen errores en lo hecho hasta ahora, que podemos mejorar, donde recurrir, pero necesitamos respuestas concretas. Los tiempos, plazos o determinaciones permiten generar en tal caso la expectativa y el trabajo para lograr el objetivo junto a nuestros empleados y sus familias quienes dependen tanto como nosotros de vuestras decisiones.

Como se solicitó anteriormente, ahora exigimos que nuestros representantes trabajen en buscar un equilibrio entre prevención y economía para garantizar una salida a este difícil momento que están pasando TODOS los argentinos.