La suba estaba prevista para el primer mes de 2020, pero se aplicará en el segundo. Así lo estableció la Resolución 751/2019 de la Secretaría de Energía publicada este lunes en el Boletín Oficial.

Así vuelve a suspender la suba que originalmente iba a darse en octubre de este año, según el cronograma anunciado por el Gobierno a principios del 2019 en el que se establecía un crecimiento escalonado en el precio del fluido.

El primer aumento este año fue en tres cuotas: un 10% en abril, 9 en mayo y 8 en junio. Estaba previsto un nuevo ajuste semestral para la segunda mitad del año, pero se decidió postergarlo por la crisis económica.