La inseguridad alimentaria es un fenómeno en ascenso, las dificultades para cubrir las necesidades de alimentos se han disparado a raíz de la crisis económica y financiera que enfrenta Argentina, problema que impacta directamente en el derecho a la alimentación de la gente.

En los últimos años se incrementó la cantidad de personas que concurren a comedores, que saltean comidas por falta de dinero y niños que asisten a la escuela porque es en el lugar donde pueden obtener un plato de comida. Por tal motivo el gobierno en su conjunto, funcionarios y legisladores deben tomar las medidas necesarias para proteger las condiciones de vida de los grupos más vulnerables. Es obligación legal garantizar el derecho a la alimentación en situaciones de crisis.

En Pilar seguimos muy lejos de los acuerdos y que de una vez por todas se atienda una problemática que por ahora llegó para quedarse. En el Concejo Deliberante solo se escuchan recriminaciones que alimentan las diferencias políticas que pegan en el plato de comida de muchas familias. En el distrito no todo lo que brilla es oro.

Para entender todo esto que no tiene razón de ser hablamos con tres sectores, el oficialismo, la oposición y la tercera posición, vos saca tu propia conclusión.

Jesica Bortule Cambiemos “Ayer fuimos los concejales a la comisión de familia para tratar un tercer proyecto de emergencia alimentaria y social que elaboró el concejal Gabriel Lagomarsino del Encuentro Pilarense (Ni oficialista ni oposición) Él tomó conceptos de los dos. Entendíamos que se iba a lograr consenso, pero desde la oposición no quisieron que la emergencia sea alimentaria y social. Cuando la realidad misma nos está pidiendo actuar para ayudar a los vecinos que más lo necesitan. En un acto inentendible abandonaron la comisión, redactaron otro proyecto que no contemplaba la emergencia social y convocaron a una sesión extraordinaria, sin diálogo y sin consenso, sólo basándose en intereses partidarios sin priorizar al vecino”

Claudia Juanes, Frente de Todos “Se está encubriendo una finalidad distinta de lo que se quiere lograr. Se está argumentando la emergencia alimentaria, cuando en rigor de verdad Cambiemos quiere hacer una emergencia económica, administrativa y financiera. La ordenanza de Cambiemos no es ocuparse del hambre de la gente, sino quiere utilizar el hambre de los vecinos para hacer campaña. Esto tiene dos objetivos claros; hacer un default para que la próxima gestión no tenga para pagar los aguinaldos o distribuir el dinero de la Municipalidad como si fuera propio para solventar la campaña y achicar la diferencia. Con el resultados de las PASO el próximo intendente de Pilar va ser Federico Achával”

Gabriel Lagomarsino Encuentro Pilarense “Lo esencial era sacar la emergencia alimentaria y que el gobierno trabajara en mitigarla, el problema viene porque el proyecto que presenté decía emergencia alimentaria y social. El concejal Molina pidió que  se sacara la palabra social que es muy amplia y que el tema social que es mucho más que alimentos se aborde por el área que corresponde. El oficialismo se plantó y esto sigue sin salir adelante. Claramente un sector político sospecha que con ese término el otro va usar fondo para la campaña y el otro promete no hacerlo. Lamentablemente no se pudo cerrar algo que me enorgullecía poder flanquear dos proyectos y elaborar uno con el consenso de todos”